Qué es un video corporativo y cuales son sus fases

Antes del uso generalizado del vídeo en online, el vídeo corporativo se utilizaba principalmente para comunicaciones internas o para su difusión por televisión.

Las restricciones presupuestarias tendían a limitar la cantidad de vídeo corporativo que se podía crear. Sin embargo, la bajada de los precios de las cámaras de alta definición ha significado que incluso las comunicaciones corporativas regulares pueden ser filmadas con una calidad cercana a la de la radiodifusión. En combinación con la caída de los costes de los equipos, la capacidad de alojar y distribuir contenidos de vídeo en línea también ha contribuido al fuerte crecimiento de la cantidad de vídeo corporativo producido.

En un estudio realizado en 2015 se demostró que el 96% de todas las organizaciones B2B utilizan ahora el vídeo. La razón del uso generalizado del vídeo corporativo para las comunicaciones va más allá de la mera reducción de costes.

Tener video en un sitio web puede mejorar significativamente tanto la cantidad como la calidad del tráfico hacia un sitio web.

El vídeo también puede ayudar a crear un compromiso con la audiencia, ya que la gente pasa más tiempo en los sitios web que ofrecen vídeo.

Por último, el vídeo puede transmitir una gran cantidad de información en un espacio de tiempo relativamente corto, lo que lo hace perfecto para explicar proyectos o productos complejos.

Tipos de vídeos corporativos

Como se ha señalado anteriormente, el vídeo corporativo es un término genérico que abarca varios tipos diferentes de formatos de vídeo, cada uno de los cuales se utiliza para sus propios fines específicos.

A continuación se presentan algunos de los principales tipos de videos corporativos que se crean.

Vídeos promocionales

Los vídeos promocionales se utilizan para destacar una iniciativa, producto o servicio corporativo específico.

Cualquier empresa que quiera promocionar un producto o servicio debe crear un video de este tipo para darlo a conocer bien sea en televisión o en internet.

Videos de formación

Los vídeos de formación se utilizan para todo, desde la contratación de nuevos empleados hasta la formación en salud y seguridad y la mejora de las cualificaciones de los empleados.

Los vídeos de formación se han convertido en una forma muy popular de formar al personal para reducir los costes en comparación con la formación presencial.

Una de las ventajas de los vídeos de formación es que se pueden filmar una sola vez pero se pueden mostrar a varios públicos diferentes.

Videos de comunicación interna

Los vídeos de comunicación interna se utilizan para transmitir información a los empleados de la organización. Esto podría ser para anunciar los últimos resultados financieros o para informarles sobre los cambios internos que se están realizando en la empresa.

El vídeo puede ser muy efectivo para las comunicaciones internas porque se puede entregar mucha información de una manera sucinta y entretenida.

Videos de la conferencia

Los videos de la conferencia son creados para entregar información a los asistentes a los eventos corporativos.

Los vídeos creados para las conferencias pueden reproducirse durante las presentaciones, en las cabinas comerciales o en otros lugares alrededor del lugar de celebración de la conferencia.

Vídeos de responsabilidad social corporativa

Un área relativamente nueva del vídeo corporativo es la responsabilidad social de las empresas (RSE).

Las empresas están cada vez más involucradas en iniciativas sociales que tienen un impacto positivo en la sociedad. Un buen ejemplo de un video de RSE es este creado para Coca-Cola en nombre de su iniciativa de reciclaje. Los vídeos de RSE pueden utilizarse para comunicarse con audiencias tanto externas como internas.

El proceso de producción de vídeo corporativo

El proceso por el que se realizan los vídeos corporativos variará en función de varios factores. Estos incluyen la naturaleza del proyecto, si el video está siendo producido por un equipo interno o por una agencia externa y qué tipo de video se está realizando.

A continuación se presenta un breve resumen del proceso cuando un cliente corporativo decide trabajar con una agencia de producción de vídeo externa.

Etapa 1 – El cliente realiza una consulta inicial

El proceso de producción de vídeo suele comenzar con una consulta inicial por parte del cliente corporativo.

Durante esta investigación inicial determinarán si la agencia de producción de vídeo es la adecuada para sus necesidades. Ellos explicarán el proyecto a la compañía del proyecto de vídeo, incluyendo cuál es el objetivo del vídeo, a qué público quieren llegar y cómo quieren comunicar el mensaje. A partir de ese momento, la agencia les proporcionará un presupuesto en firme o una estimación de cuánto costaría completar el vídeo.

Etapa 2 – Desarrollo del concepto para el vídeo

La productora de vídeo trabajará entonces en el desarrollo del concepto con más detalle.

Esto se centrará en cuál es la mejor manera de comunicarse con el público objetivo y lograr el objetivo del vídeo. Esto implicará un diálogo bidireccional entre la empresa y la productora de vídeo, ya que se acuerdan los conceptos para el vídeo.

Etapa 3 – Storyboarding El concepto

Una vez que el concepto ha sido acordado, la compañía de producción de video diseñará storyboards. Estas son una representación pictórica de cómo será cada una de las tomas del video.

Storyboarding permite proporcionar una guía para la compañía de producción de vídeo una vez que comienza el rodaje. No siempre será necesario hacer storyboards. En el caso de entrevistas de cabeza o de filmar un evento corporativo, puede que no sea necesario un storyboard antes de que comience la producción.

Etapa 4 – Planificación de la producción

Una vez que se ha acordado el concepto del vídeo corporativo y se han realizado los storyboards, puede comenzar la planificación de la producción. Esto incluye la programación, la organización de la logística del rodaje, el alquiler de equipos especiales y la audición de actores.

Los plazos son extremadamente importantes porque es necesario que haya tiempo suficiente para que el cliente pueda retroalimentar antes de cualquier fecha límite de promoción del video.

Etapa 5 – Investigación del lugar del rodaje

A continuación se iniciará la fase de investigación de pre-producción. Esto típicamente incluye una grabación del lugar de filmación.

Este reconocimiento se utilizará para identificar cualquier problema que pueda interferir con el rodaje, como el ruido ambiental, el deslumbramiento o el tráfico peatonal. La persona que realiza el reconocimiento identificará la mejor ubicación para rodar, lo que evitará que la película sea perturbada.

Etapa 6 – Filmación del video

Antes de que las cámaras empiecen a grabar, el equipo de producción de vídeo normalmente prepara a la persona que va a aparecer en la cámara. Esto incluirá asesoramiento sobre cómo entregar el contenido que se necesitará para la edición final.

El equipo también necesitará tiempo para la puesta a punto, lo que incluye asegurarse de que se siguen todos los procedimientos de seguridad.

La filmación comenzará con una claqueta que se utiliza para sincronizar el sonido. Cuando el director está contento de que tiene todo lo que necesita, llama al corte.

Etapa 7 – Edición y entrega del video terminado

El material en bruto será llevado de vuelta a las oficinas de la compañía productora de video. A continuación, las imágenes se trasladan de las tarjetas de la cámara a las unidades de vídeo.

Por lo general, también se realizan copias de seguridad para garantizar la seguridad de las imágenes.

Los editores cortarán el material para crear un primer montaje.

El cliente corporativo puede entonces dar su opinión sobre lo que quiere ver incluido en el vídeo. Luego se hará un segundo borrador del video.

Durante esta etapa, el vídeo se renderizará con la máxima calidad de masterización. Si el cliente está satisfecho, firmará la versión final y el proyecto estará completo.

Los vídeos corporativos son un área de la comunicación corporativa en rápida evolución.

Las nuevas tecnologías de vídeo y las plataformas en línea ofrecen a las empresas nuevas e innovadoras formas de comunicarse con audiencias tanto internas como externas.En el último año, los sitios de medios sociales como Facebook y Twitter han visto un crecimiento masivo en el consumo de vídeo. Las nuevas tecnologías como el vídeo 360 y la realidad virtual prometen un mundo de niveles aún más profundos de compromiso.

Estos cambios crean nuevas oportunidades para que las empresas comuniquen mejor su mensaje a su público objetivo.

Deja un comentario

Cerrar menú